¡Comparte el conocimiento!
Una nueva normativa para la trazabilidad del aceite
3.7 (73.33%) 3 votes

El Ministerio de Agricultura elabora una nueva disposición con el fin de mejorar la trazabilidad del aceite de oliva. El objetivo es conocer toda la información del producto desde el árbol, pasando por su molturación, almacenamiento y transporte hasta su llegada a los lineales del supermercado. La medida pretende lograr total transparencia sobre cada botella de aceite, por lo que será fundamental un aumento de todos los controles que, en su mayor parte, dependen de las comunidades autónomas.

En el sector se valora positivamente una iniciativa que ya se manejaba hace años, aunque se duda sobre la existencia de los medios necesarios para llevar ese trabajo a 2,5 millones de hectáreas, 300 millones de árboles y 1.800 almazaras. Se trata de un sistema parecido al implantado en 2005 en el sector lácteo con la LetraQ, poco utilizada por las empresas.

Al margen de otros puntos que se contemplaban en anteriores negociaciones, como mantener la prohibición de mezclar aceite de oliva con otros aceites vegetales, el eje de la nueva disposición es que cada aceite de oliva que se comercialice tenga visible, a efectos de la Administración, su carné de identidad.

Mismas denominaciones

En esa línea, los sistemas de información arrancan desde el propio olivar, el sistema de cultivo, tratamientos aplicados, molturación y almacenamiento de cada aceite, lotes o partidas. Sería un proceso complejo para muchas pequeñas almazaras, con estructuras de almacenamiento limitadas que precisan juntar lotes en un mismo depósito.

Para el mejor control y seguimiento del producto que llega al consumidor, habría obligación de que cada cargamento llevara la guía correspondiente con todas sus características. Así se evitarían fraudes en la comercialización.

La nueva norma no afectaría a la actual denominación de los aceites calificados como virgen extra, virgen y aceite de oliva suave o intenso. El sistema de panel test o cata para diferenciar la calidad de los aceites se mantendría, en tanto se trata de un sistema regulado por la Unión Europea.

Agricultura y el sector trabajan en buscar otro modelo más fiable asumido por la industria. Extraoficialmente se estima que no habría problemas de discrepancias si muchos aceites virgen extra no se envasaran como tal, sabiendo que se hallan al borde de ser un aceite virgen y que corren el riesgo de un ligero deterioro con el tiempo durante el proceso de comercialización.

 

FUENTE; ELPAIS.com

Recent Posts

¿Qué opinas?

Start typing and press Enter to search

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar