¡Comparte el conocimiento!
Picantones asados con patatas aplastadas
Vola este post

Hoy vamos con uno de esos productos versátiles y que contentan a todo el mundo, mayores y pequeños, hablamos de los picantones. Es una receta muy sencilla, que da un resultado muy bueno: se trata de hacer picantones asados con patatas aplastadas.

Picantones asados con patatas aplastadas
Autor:
Ingredientes
  • 2 picantones
  • 1 cucharada sopera de aceite oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • Para la patata aplastada:
  • 6 patatas (300 g cocidas)
  • 1 limón
  • 70 g de aceitunas verdes con hueso
  • 150 g de aceite oliva virgen extra
  • Medio puñado de hojas de perejil
  • Sal y pimienta
Elaboración
  1. Empezaremos precalentando el horno a 250ºc.
  2. Colocamos una cazuela al fuego, agregamos la cucharada de aceite de oliva y doramos los picantones, previamente salpimentados, por la parte de una de las patas (de lado) durante 5 minutos, les damos la vuelta y los doramos otros 5 minutos más por la otra pata.
  3. Seguimos dorando otros 5 minutos por la espalda y otros 5 minutos con la pechuga hacia abajo.
  4. Es necesario dorar antes de hornear? Es mucho mejor porque adelantamos la cocción y se concentran todos los jugos, así que una vez dorados, colocamos los picantones en el horno y los asamos de 15 a 20 minutos dependiendo del tamaño. Le añadimos una pizca de agua, en el fondo de la cazuela si es necesario (nunca encima del picantón).
  5. Una vez asados, los retiramos del horno y los dejamos reposar sobre una rejilla cubiertos con papel plata con dos chimeneas durante 10 minutos. Los trinchamos y los servimos junto a la patata aplastada.
  6. Para preparar las patatas aplastadas, lavamos y cocemos las 6 patatas en una olla con agua salada, a fuego medio durante 35-45 minutos, dependiendo del tamaño de las patatas.
  7. Pelamos el limón a vivo, lo cortamos en cuartos y volvemos a cortarlos en dados pequeños, cortamos los 70 g de aceitunas verdes en dados también y reservamos todo.
  8. Con todo esto hacemos una especie de puré. Cuando las patatas estén cocidas, las pelamos, las colocamos en un bol, las aplastamos con la ayuda de un tenedor y añadimos el limón cortado y las aceitunas verdes.
  9. Aliñamos con los 150 g de aceite de oliva añadiéndolo poco a poco, hasta que absorba todo.
  10. Lavamos y secamos las hojas de perejil y las picamos groseramente. Agregamos el perejil picado a la patata, las aceitunas, ponemos a punto de sal y pimienta y servimos junto con el picantón asado. Este es un acompañamiento fantástico para los picantones.
3.2.1303

A la hora de comprar los picantones, yo me fijo en el color de su grasa, cuanto más amarillenta mejor, que esté rollizo, que al tacto no esté pringoso sino que tenga la piel húmeda y nada resbaladiza. Otro cosa también, yo prefiero los pollos que están colgados a los que descansan sobre bandejas, pues estos últimos suelen estropearse antes que los que cuelgan oreados.
Los médicos dicen que la piel del pollo es muy grasa, pero está divina cuando se asa y queda muy tostada y recoge todos los jugos del asado.

Para trinchar los pollos o los picantones, corta siempre la carne de alrededor de las articulaciones antes de desarticular los miembros, para evitar que se desgarre la carne. Si tienes tijeras de ave grandes o un cuchillo eléctrico, corta el pollo o el picantón en dos a lo largo, quitando toda la columna vertebral y la quilla (el esternón), eso te facilitara el trinchado. Corta las patas y separa el contramuslo del muslo con un cuchillo y cortando de un solo golpe sobre una tabla. No es cuestión de fuerza sino de maña.

Para pelar a vivo es imprescindible contar con un cuchillo bien afilado, se comienza haciendo dos cortes limpios en los dos extremos y a continuación hay que pelarlo y quitar la parte blanca sin dejar nada de ésta. Cuando el limón o cualquier otro cítrico esté pelado, se saca con cuidado los gajos retirando con el cuchillo la fina membrana blanca que los separan entre sí. Podemos aprovechar la piel para otras recetas, podemos aprovechar la piel de los cítricos que peles a vivo, ya que es un básico en repostería y en muchas preparaciones. La piel, rallada o en tiras se utiliza para aromatizar bizcochos, preparar deliciosas mermeladas, para ensaladas, para vinagretas ¡Nunca hay que tirar nada, en cocina todo es aprovechable!

La entrada Picantones asados con patatas aplastadas aparece primero en Recetas.

Fuente: Cadena ser

Category: Carnes, Cocineros, Martín Berasategui, Aceite de oliva virgen extra, Aceitunas verdes con hueso, Hojas de perejil, Limón, Patatas, Picantones, Pimienta, Sal

Recent Posts

¿Qué opinas?

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search