Torta de aceite

Si vives en España lo has comido. Pero tal vez no conozcas la historia detrás de la torta de aceite. Este delicioso postre tiene un origen incierto. Varios coinciden que proviene de una receta árabe, pero lo cierto es que la torta de aceite es, desde hace mucho, muy española.

Así es, aunque no se sabe el origen de la receta, si se conoce con certeza la profunda herencia histórica de la torta de aceite. Es una preparación artesanal, muy ligada a la cultura de pueblos antiguos y al quehacer femenino.

Desde el punto de vista culinario, es un exponente de la dieta mediterránea, sobre todo si se fabrica con harina integral. Después de todo, es raro encontrar en otras culturas masas hechas con el aceite de oliva de la mayor calidad.

Ingredientes de la torta de aceite

Para lo deliciosa que es, la torta de aceite hace gala de una simpleza impresionante. Son pocos sus ingredientes. Se necesita harina de trigo, azúcar, aceite de oliva virgen extra, agua, levadura, matalaúva, ajonjolí, sal, azúcar, y especias aromáticas, entre las cuales, el anís es la más utilizada.

El aceite de oliva es el ingrediente clave de esta torta. La textura que resulta se asemeja al hojaldre, sin tener que hacer preparaciones complicadas. Es fina, crocante. Además es muy versátil. Puede ser un postre, merienda o acompañamiento de una comida.


Receta

Agua 400ml

Harina de trigo 1kg

Aceite de oliva virgen extra 300 ml

Anís dulce 70 ml anís dulce

Huevos 2 unidades

Azúcar 100 gr

Matalaúva 1 cucharada rasa

Canela Molida 1 cucharada

Levadura 1 sobre levadura seca o 45 gr de

levadura en pasta (fresca)

Sal al gusto


Preparación de la torta de aceite

Podemos hacerla el procesador o ayudante de cocina, pero si queremos hacer honor a las tradicionales tortas de aceite de las abuelitas, debemos hacerlas a mano.

Tamizamos la harina y juntamos con el azúcar y la sal.

Siempre es prudente dejar un poco de harina aparte para rectificar la masa y florear la mesada.

Colocamos la mezcla de secos en forma de volcán, con un hueco al medio.

Machacamos el matalaúva para potenciar el sabor.

Luego agregamos los líquidos al centro con mucho cuidado, sumamos huevo y especias.

Vamos juntando al centro con cuidado.

Cuando se integren todos los líquidos y secos, comenzamos el amasado.

Amasamos con fuerza, como haciendo pan, hasta conseguir una masa homogénea de miga suave. El amasado puede durar entre 15 y 20 minutos.

Cuando esta bien amasada, queda una masa tersa, suave y lisa.

Posteriormente, hacemos un bollo y lo impregnamos con un poco de aceite de oliva.

Dejamos leudar por el tiempo que sea necesario hasta que doble su tamaño. El tiempo dependerá de la temperatura del lugar. Es prudente colocar la masa en un lugar cálido. Algunos dejan la preparación durante la noche, para preparar bien de mañana.

Después de reposar, sacamos el gas y extendemos con rodillo.

Cortamos en forma de tortas, pintamos la superficie con algo de aceite y llevamos al horno.

Precalentamos el horno a 200ºC y horneamos de 15 a 20 minutos.

Al sacarlas, espolvorear con azúcar al gusto.

¡Y listo! a disfrutar de tus deliciosas tortas de aceite de oliva.

cocina, torta